Toxic Girl Hate

No, no estamos hablando de las mujeres que devoran hombres ni las víctimas de la lindura tóxica, el odio a la chica tóxica se refiere a el canon de belleza perfecta que nos venden las revistas de moda, belleza inhumanamente perfecta y photoshopeada, imposible de manera natural que lo único que consigue es que las lectoras experimenten una baja en la autoestima y odien sus cuerpos, sin darse cuenta que el canon al que aspiran es una mentira.

Por la naturaleza de mi trabajo me ha tocado ver las fotos antes y después de retoque, en las que se remueven hasta las arruguitas de la piel que se hacen en los dedos, muñecas etc. Ya ni se diga la reducción de pómulos y cuellos para conseguir un ideal estético imposible.

A fin de cuentas, este mal de la imdustria no deja de ser un negocio, las lectoras, que terminarán odiando sus cuerpos, comprarán y pagarán lo que sea para acercarse a la mentira que les venden, en algunos casos, dejando su vida o su salud en el camino.
¿Qué caso tiene tratar de alcanzar un ideal de belleza que ni las mismas esculturas griegas tenían?

El link, aquí
http://www.genderacrossborders.com/2011/03/21/challenging-the-toxic-culture-that-teaches-women-to-hate-their-bodies/

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Pues aquí cabe la misma pregunta que hago cada vez que alguien se queja de los malos programas de la tele:

¿Porque la ves?

¿Porqué compras las revistas, porqué quieres ese ideal de belleza?

Estoy de acuerdo en que la industria vende mentiras, pero la gente compra las mentiras.
Kishiria ha dicho que…
La verdad yo no compro revistas, pero trabajo en un medio en el que se maneja mucho eso... y sé bien la cantidad de retoques que se le hacen a esas fotos.

Sin embargo, veo a mi cuñada y a sus amigas y ellas viven en base a ese ideal de belleza, y aunque una trate de evitarlo, cuando pasa una junto al POP lifelike de H o alguna de esas revistas... pues ni que decir
Hluot Firthunands ha dicho que…
Ok, pasas por el puesto de revistas y ves fotos de mujeres y hombres que dejarían en vergüenza a los dioses del Olimpo, hasta aquí todo normal.

Lo que a mi no me cabe en la cabeza es el deseo de ser copia de fulanito, eso es lo que no entiendo.

Yo durante muchos años admiré la capacidad deportiva de Michael Jordan y de Jerry Rice, pero de eso a meterme a un gimnacio, comprar los Air de Nike o las playeras originales de los equipos existe un mundo de diferencia.

Vamos, no entiendo porqué ese deseo de imitar, frecuentemente con resultados ridiculos, a una persona totalmente ajena a tu realidad.
Hluot Firthunands ha dicho que…
Me encontré esto:

http://www.vogue.it/en/magazine/cover-story/2011/06/belle-vere

Tal vez conviene que tu cuñada lo vea.
Kishiria ha dicho que…
Siempre he creido que hay cosas más útiles para imitar, por ejemplo la dedicación al estudio de hombres y mujeres verdaderamente valiosos para la humanidad como Fleming o Marie Curie, pero las chavitas que he visto viven con la cabeza en las nubes.

Mi cuñada y sus amigas tienen por costumbre cada semana ir juntas a pesarse, la que pesa más de 42 kilos, se siente miserable, ¿resultado? chicas subdesarrolladas y famélicas.

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas