Review: Myrtle Takes Tea

Una de las cosas que amo en este mundo es el té, especialmente el Earl Grey; así que cuando por medio de twitter me enteré de un libro que hablaba de té, me interesó; el libro en cuestión es Myrtle Takes Tea, de Alexander Stacey, el cual se le puede adquirir en formato digital aunque por estas fechas será publicado en físico.



Se trata de un libro para niños o jóvenes lectores que aborda un tema bastante interesante: la depresión infantil y juvenil, un problema que preferimos ignorar porque si se supone que están en la flor de la edad, ¿porqué habrían de deprimirse? Pasa más frecuentemente de lo que imaginan, mi primera gran depresión fue cuando tenía 10 años.

La historia se trata de Myrtle, una chica completamente fuera de lugar, ella gusta del té y en su ciudad todos aman el café, a partir de algo tan trivial, podemos ver que tan fuera de lugar está, aunque su familia es disfuncional, todos pueden encajar en sociedad menos ella, mientras que su hermana es una estudiante excelente, Myrtle falla terriblemente en sus clases. Su escuela, un colegio católico es más la antesala del infierno solo tolerable por su conejo de peluche Earl Grey, lo que ocasiona que todos se burlen de ella por que a sus 9 años ya no está en edad de andar llevando muñecos de peluche y un horrible día todo le pasa: la psiquiatra escolar le dice que la van a medicar para solucionar su déficit de atención y la malvada maestra le confisca a Earl Grey. Myrtle sale corriendo a su refugio: Tigerhill and Castleton, la tienda de té que se ha convertido en su refugio y en donde ayuda a los dueños un par de horas todos los días.

Ese día Myrtle pasa por una puerta que encuentra en el sótano y se encuentra con otra tienda de té, visitada por humanos y animales con figura humana y dentro del Reino de Tcha, en donde conoce al duque de Earl Grey (una liebre humanoide) y donde ella es ya una celebridad; sus aventuras la llevan a descubrir nuevas habilidades dentro de ella y darse cuenta cual es su verdadero problema: la depresión.

Myrtle Takes Tea
te atrapa de inmediato, te hace reír con su humor y sus extravagantes aunque acertadas y ácidas definiciones, te hace sentir como si caminaras junto con Myrtle y el Duque en las calles de Port Ceylon y te hace ver los procesos de la mente con un enfoque distinto.

Su definición de lo que es la depresión me pareció francamente genial y aún más sus causas y sus síntomas; me tomó una semana, después de terminar el libro el darme cuenta que efectivamente yo estaba bajo los efectos de una depresión, que aunque no se manifestaba con la melancolía o tristeza que normalmente asociamos a este problema si tenía que ver en la apatía con la cual llevaba más de 4 meses; cuando volví a releer las causas, solo digamos que la verdad me cayó de lleno; sinceramente agradezco este libro el darme un nuevo enfoque para reconocer exactamente que era lo que me estaba pasando, sin términos técnicos ni complicaciones y, sobre todo, sin darme la posibilidad de la negación.

Sin embargo, no se trata bajo ninguna circunstancia de un libro de auto ayuda al estilo “derrote su depresión en 30 días” sin embargo pone el dedo en la llaga de un problema muy real y simplemente da los principios básicos para salir de ahí, por uno mismo, sin fórmulas predigeridas, después de todo, Myrtle Takes Tea fue concebido para crear consciencia.

Recomiendo su lectura a todos, aunque escrito para jóvenes lectores, es para cualquier edad; personalmente ya quiero que el autor termine su secuela: Knights of Arabica.

El site del libro y toda la información del mismo, aquí.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Ouchs!!!

Suena increiblemente interesante, pero estoy trabajando 12 horas diarias, metido en un taller de lectura, asistiendo a un curso de redacción; no tengo tiempo de leer en ingles.

Buscaré el libro pero si puedo leerlo antes de fin de año será un milagro.
Kishiria ha dicho que…
igual estaba yo, hasta que lo metí en mi handheld device (hay celulares que lo permiten) y en un par de trayectos largos lo terminé

vaya que sí estás con una agenda apretada! a qué hora duermes?
Hluot Firthunands ha dicho que…
¿Dormir?

Deja buscar en el diccionario que significa...

Duermo cuando puedo, es lo bueno de no tener problemas para conciliar el sueño.
Kishiria ha dicho que…
si, dormir, eso que dicen que hace la gente nice...

ya en serio, qué envidia, yo tengo problemas de insomnio en la noche y somnolencia en el día... y soy tolerante al café

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas