Un buen ejemplo de amarillismo

En la mañana salió publicada la noticia de un tiroteo en la que 11 niños fueron asesinados y otros 20 heridos, pero esta vez no fue en Estados Unidos, fue en Brasil, un exalumno de la escuela, de nombre Wellington Meneses se introdujo en la escuela alegando que iba a dar una conferencia, no tenían razón para desconfiar de un ex alumno, este se introdujo en un salón en el que había alumnos de 9 y 10 años y sacó dos pistolas y comenzó a disparar, uno de los alumnos, herido, logró escapar y alertar a una patrulla que estaba haciendo una investigación cercana, los policías entraron e hirieron al sospechoso en la pierna, quien, acto seguido se disparó a la cabeza.

Todo Brasil se conmocionó y en la tarde, los períodicos ampliarían la información con este titular:

El asesino de los 12 niños en Río era musulmán y tenía Sida
"Él era algo raro. Vivía solo. No salía ni a la calle ni tenía amigos, a no ser que fuera en internet”, comentó una de sus hermanas

Esto, basado en la nota suicida del criminal, de la cuál la policía publicó solo una parte pues "no tiene sentido" los medios, desde luego, resaltaron la parte del SIDA, dieron por un hecho que era musulmán y recalcaron lo de internet; ¿para qué buscar una explicación, si estos datos venden por sí solos?.

de cualquier manera, nuestras condolencias al pueblo Brasileño

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
A veces siento ganas de vivir en un estado totalitario donde las noticias pasen por un filtro muuuy fino.

Ni ser musulman, ni tener VIH ni tener internet te hace asesino, pero vivir en una sociedad deshumanizada con medios de comunicación amarillistas si incrementa la intolerancia y la violencia de las personas.
Özer ha dicho que…
De por sí el hecho es escalofriante, y luego darle ese giro... estoy con Hluot, la libertad de expresión no tiene sentido si se va a usar de esa manera.
Kishiria ha dicho que…
La objetividad periodística se fue y ya no ha regresado y ya ni se diga la mesura. Desafortunadamente todos se regodean en buscar cosas que satanizar y "vender más" me recuerda el caso de un asesino en los estados unidos allá por los inicios de los 80 que cuando fue descubierto y encarcelado (les debo el nombre) los medios encontraron que tenía discos de metal y rock y pronto le echaron la culpa a este género, sin mencionar que desde niño los padres lo ponían a ver películas de guerra y a practicar con armas... pero como siempre, hay elementos que la hacen más vendible y es tan fácil hacerlo.

Y si, aunque la censura no es buena, creo que el evitar que en los noticieros diurnos se pongan escenas de destazados y sangre no es censura sino tacto. Igual el que uno ya no puede ver las revistas en el puesto de periódicos sin que se le revuelva es estómago con el metro, el gráfico o publicaciones de ese tipo

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones