Aquí y allá

Una conocida, que recibió la visita de un grupo de amigas proveniente de Argentina, me comentó que ellas estaban sorprendidas de la cantidad de anuncios que había referentes a sexualidad y control natal, también que las cuestiones sexuales se tratan de una manera muy abierta, entonces procedieron a explicar porqué su extrañeza.

La cuestión de los anticonceptivos es algo que se maneja de boca en boca, pero no abiertamente, las soluciones más drásticas, como el ligado de trompas, para que le sea llevado a cabo a una mujer, requiere el permiso expreso del esposo, es decir que es algo que ella no tiene permitido decidir ella misma, aunque sea su cuerpo. ya ni hablemos de la vasectomía, pues sugerirle eso al marido pareciera que es uno de los peores insultos.

La situación allá está, evidentemente controlada por cuestiones de tipo moral y religioso, una amiga mía, de ese país, el nombre por el que le llamaba su familia era muy distinto al que aparecía en sus papeles, pues allá no se permite ponerle a los hijos cualquier nombre que no aparezca en la biblia. Algo que sin duda atenta contra el derecho de los padres de ponerles a sus hijos los nombres que se les ocurran.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Creo que no se trata de que los nombres aparescan en la biblia, hasta donde recuerdo no hay ningun Carlos en dicho libro.

Pero si existe una lista oficial y mocha sobre que nombre se puede poner a los niños.

No sabia que las mujeres no pueden decidir sobre su cuerpo. Eso está peor que los mochos mexicanos contra el aborto.
Kishiria ha dicho que…
La verdad si, cuando escuché eso creo que mi quijada se estrelló contra el piso de mala manera... sobre los nombres, me lo contó la afectada y su familia, no me queda más que creerlo.

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas