Él dice, ella dice, otro caso

Esto sucedió en San Diego, un caso de violación dentro del matrimonio; la esposa acusó al esposo de haberla obligado a hacerle sexo oral y de casi ahogarla. El esposo se defendió diciendo que se trataba de un juego de Role Playing o roles, una actividad que ambos practicaban frecuentemente.

El juego de roles es ponerle un pooc de sal y pimienta al sexo cuando ambos deciden interpretar roles: el jefe y la secretaria, el policía y el prisionero etc.

La sentencia para el esposo son 6 años en prisión y cuando salga será registrado como agresor sexual.

Es por eso que se aconseja que antes de entrar en ese tipo de actividades, sea dentro o fuera del matrimonio, se firme un contrato con los limites de lo que se puede y no se puede hacer.

La nota aquí

Comentarios

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas