Venta de niños

Esto sucedió en Atenco, una joven madre de 23 años ingresó al hospital para dar a luz y firmo su salida junto con su hijo, los parientes de esta se dieron cuenta de que algo raro pasaba y presentaron una denuncia; al parecer, la madre y la enfermera habían negociado el vender al infante por 2000 pesos; el comprador se dio cuenta que había algo raro (¿o escucharía las patrullas?) y opto por abandonar al infante y salir por patas, el niño se encontró a menos de 100 metros del lugar y, afortunadamente, en perfectas condiciones.

Las autoridades del hospital se deslindaron de lo acontecido ya que su responsabilidad termina al momento de que la madre salió con el hijo, y aclararon que la enfermera no le dijo que lo vendiera sino que sugirió regalarlo... lo cual si es cierto nos deja mucho que desear de la ética del personal.

Uno no deja de preguntarse que lleva a una madre a vender a su hijo y qué tipo de persona compra un bebé... para dejarlo abandonado en la calle al menor signo de problemas... y no dentro de la iglesia que estaba a unos metros, lo cual no da buena espina, digo, uno utópicamente quisiera pensar que se trata de una familia que no puede tener hijos, pero ¿qué tal si era el comprador de una banda de pederastas o de traficantes de órganos?

En fin, entre más se clava uno en el caso, las ideas no dejan de fluir. La nota, aquí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones