La Guía de tramitología de Hluot

Nuestro querido Hluot puso entre los comentarios de ayer, una serie de utilísimos consejos para enfrentar el quinto círculo del infierno, mejor conocido como la burocracia mexicana y su tramitología, generosamente, ofreció a compartirnos una guía un poco más elaborada de la misma que sin duda merece formar parte de los enlaces favoritos del navegador; en serio que si la hubiera conocido no me habría dado el tope que me dí en el IMSS hace unos días.


Mi guía de trámites en el IMSS (y en general para cualquier otra dependencia y empresa)

Antes de ir a una oficina o clínica del IMSS, lo primero que hago es entrar a la web para que me orienten en el chat:
http://200.52.133.186/TAW/Chat/Chat_IMSS.htm

O me comunico de alguna forma:
http://www.imss.gob.mx/contacto

El caso es ir preparado para lo que pudieran pedirme y que nunca tengo a la mano. En general, la orientación de la web del IMSS es general y cada delegación es “independiente” de tal forma que en algunos lugares te piden cosas que en otros no y en la web no saben que pide cada quien. Pero para orientarse está bien y se vale hacerse el menso para que te expliquen con palitos y bolitas.

Una vez que averiguo cual es la clínica que me toca y su número telefónico, les hablo para ver que documentos necesito para hacer mi tramite. Generalmente eso es suficiente para saber todo lo que necesito, pero a veces me quedan dudas ¿cual es la hoja de alta? ¿la hoja rosa es lo mismo que la hoja de alta en web? Y entonces regreso a la web y les mando un correo preguntando (a veces le tomo una foto al documento) y les pregunto si lo que tengo es lo que se necesita o puedo volver al chat y aclarar la duda. En segundas consultas y para cosas muy puntuales yo prefiero el email pero tardan como 48 horas hábiles en contestar.

Hasta aquí, todo es realidad virtual desde mi casa u oficina. Ahora, la triste realidad.

Siempre voy a hacer tramites a las clínicas en sábado, de entrada porque el trabajo y en segunda porque a veces hay menos gente, incluso ir en día de partido de futbol puede ayudar a no hacer cola.

Llevo todos los papeles que me dijeron en el entendido de que tal vez me falta alguno (pero no más de uno) y que tal vez me sobran varios. Llego y en la ventanilla de orientación (no de tramites) me informo y veo que me falta o sobra. Entonces puedo irme a mi casa por lo que falta o decidirme a hacer la cola de 30 minutos acostumbrada, si me voy no regreso, una visita semanal al IMSS es más que suficiente. Generalmente no necesito nada más y puedo hacer el trámite, pero en caso de que se requiera, me mentalizo para ir el siguiente sábado.

Hasta aquí mi experiencia, haciendo lo anterior no he tenido problemas más allá de ir varias veces. Pero si es necesario decir que en alguna ocasión la dirección que me dieron en la web estaba equivocada porque cambiaron de dirección las oficinas de la delegación y no estaban enterados los del chat. También es puede ser que llegues a la clínica a hacer un tramite que ya tienes superado y los papeles que llevas no te sirven, eso me paso por no saber que la hoja de alta en web de mi empleador era lo mismo que la hoja rosa.

Por el estilo hago lo mismo en todos lados: cuando voy a CFE llevo mi número de medidor y nombre del titular del contrato o el recibo de cobro, cuando se trata del servicio de agua es el número de medidor e igualmente el nombre del titular del contrato. Si se trata de los bancos, en mi caso es un poco más delicado el asunto. Resulta de que tengo 3 tarjetas de debito y todas con diferentes domicilios. Una porque se aperturó cuando vivía con mis padres, la otra cuando me mudé y la tercera porque la tramitó la universidad (cuenta universitaria) y según el contrato, vivo en el edificio de rectoría. El caso es que dada mi mal memoria, cada vez que voy a consultar algo al banco prefiero llevar el contrato de apertura (el plástico no importa) y con ese arreglo todo, es más fácil que llevar el plástico, identificación, comprobante de domicilio, etc.

Ahora, yo tengo una memoria portátil de 250 Mb, de las viejitas que solo tiene un documento de texto. En ese documento escribo todo lo que hice, que la CLABE de cada banco (y mi domicilio correspondiente) el nombre completo con el que estoy registrado en cada lugar (eso de tener dos nombres, a veces no conviene), que si el número de servicio de no se qué tienda, etc, etc.

CADA VEZ QUE HAGO UN TRÁMITE, ACTUALIZO ESTE DOCUMENTO DE TEXTO. De esta forma los corajes de hoy los evito mañana, apunto que tramites he realizado y cuales no y también apunto que información me faltó la última vez, así tengo una guía extra a parte de la web del IMSS o empresa.

Y por último, siempre considero dos cosas:

Primera: nunca voy a tener lo que merezco, tendré lo que negocio.

Segunda: puedo pedir algo bueno y rápido, puedo pedir algo rápido y barato o algo barato y bueno pero nunca voy a tener algo que reúna las tres condiciones.

Comentarios

Antares_Dragonbane ha dicho que…
Definitivamente una guía practica y muy útil para superar la burocracia tan grande de nuestras instituciones, la pondré en práctica para mis siguientes trámties. Gracias por el dato.
Hluot Firthunands ha dicho que…
Hacer el archivo con todos los datos me ha servido mucho, sobre todo cuando se trata de recordar el montonal de numeritos que "apuntas y guardas para no perdelos".
Kishiria ha dicho que…
hahaha si, esos inevitables y perdedizos papelitos...

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas