Descansa en Paz, Germán Dehesa

Germán Dehesa, 1944-2010

Nacido en Tacubaya hijo de una pareja de lo más extraña: madre que pertenecía a la vela perpetua y padre comunista acérrimo.

Tuvo 2 hermanos, uno de ellos nació con capacidades distintas y a quien tuvo que cuidar desde muy joven, para entretenerle, le contaba historias tratando de hacerlas divertidas, así desarrollaría su estilo humorístico.

Se recibió en Letras Hispánicas en la UNAM y se dedicó a la docencia, su esposa también, a quien él llamaba la Tatcher en su columna, pero la crisis causada por la devaluación hizo insuficiente los sueldos de ambos y tuvo que buscar otras fuentes de ingresos, así llegó al periodismo, su estilo pronto se posicionaría en el gusto de publico y eventualmente llegaría a la actuación y los monólogos; sus temas eran la política, su familia, la sociedad mexicana y el fútbol entre otras cosas.

Germán jamás dejó de ser un ciudadano normal convertido en cronista de su país, que se indignaba por los malos manejos de los políticos, se enfurecía por los abusos que sufre el ciudadano común y la indefensión de los sectores más desválidos de la sociedad. Apoyaba activamente a la APAC en memoria de su hermano y creo Operación Cobija, para donar cobijas a los indigentes en invierno, entre muchas otras.

Formó parte de la comisión para el rescate de Chapultepec, la cual dejó al entrar en desacuerdo con López Obrador, pues éste último se negaba a transparentar lo recursos y las acciones del proyecto.

Incansable guerrero del idioma, impecable en su acentuación y puntuación, combinaba maravillosamente el buen español con las expresiones y modos mexicanos, creando verdaderas filigranas en prosa, una de ellas, publicada en 22 de julio de 2007 con el título de ¡Ah, qué tiempos! le hizo ganar el premio especial "Don Quijote" de los premios Rey de España al periodismo, el premio se "distingue la calidad lingüística y el buen uso, defensa y enriquecimiento del español."

Inició su conteo a partir de las muertas de Juárez, poniendo, al final de su columna en numeros romanos, "¿QUÉ TAL DURMIÓ? MDCCCLXXVII (1877)" haciendo referencia a que ni la ciudadanía, ni los políticos pueden dormir ante tanta injusticia, después agregaría a Montiel a sus referencias,pero agarraba parejo con todos los políticos.

Hace una semana informó a sus lectores que le habían detectado cáncer, de una manera humana, valiente y conmovedora, bromeaba sobre poder extender un poco el plazo ofrecido por los médicos del tiempo que le quedaba de vida, el tiempo se le hizo corto y falleció el 2 de septiembre después de las 6 pm.

Sus escritos más ingeniosos están compilados en varios libros:
¡Qué modos!
Viajero que vas
La familia y otras demoliciones
Cuestión de amor

Todos muy recomendables.

Y por si no se han dado cuenta, sí, soy fan.

Germán Dehesa ha dejado un vacío en las letras y en el periodismo Mexicano

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Es una lastima, era un buen columnista.

La verdad, nunca me gustó su estilo y no lo leia. Pero reconosco que era bueno en lo que hacia.
Kishiria ha dicho que…
bueno, el estilo de Dehesa o te agradaba o te caía mal, a mi me encantaba

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas