74 inmigrantes

Pues si, hablaré de los inmigrantes centro y sudamericanos asesinados por Zetas y aventados a una fosa en Tamaulipas, la narcofosa no fue noticia, ni los cuerpos encontrados en ella, la sorpresa es que eran inmigrantes del sur.

Inmigrantes que al cruzar México dicen “y ahora entramos al infierno” que se exponen a la brutalidad de las autoridades, la corrupción y a que la gente no les da ni un pinche vaso de agua, ya no digamos ni un mugre taco… ustedes disculpen el exabrupto, pero me pudre que nos quejamos de cosas como la ley Arizona y nosotros somos bien ojetes con los sudamericanos.

Los tintes de terror llegaron cuando se descubrió un sobreviviente, en bastante mal estado, quien describió su cautiverio a manos de los zetas, quienes los mantenían secuestrados hasta que sus familias pagaban dinero y de no conseguirlo, eran ejecutados y arrojados a la fosa.

Este testigo, que evidentemente será pieza clave en la investigación está bajo protección de la marina y su identidad debe ser mantenida en secreto, pero los medios, que han desarrollado un gusto por las fotos impactantes, publicaron fotos del joven ecuatoriano (para que los zetas sepan a quien deben matar). ¡Qué no frieguen!

Hoy fue publicada la entrevista a otra mujer del Salvador, quien también fue levantada por los mismos Zetas quien al no tener nadie quien respondiera, fue esclavizada por estos, quienes la pusieron a cocinar y a lavarles la ropa, ensangrentada por las ejecuciones, ella y otra más fueron liberadas en un pueblo por uno de los zetas.

Las mujeres pidieron ayuda y entró en acción la CNDH que las convenció de testificar para evitar que el caso se repitiera, pero no contaban con la increíble sagacidad de la procuraduría, que las indició por que sospechan que son gente de los Zetas “por que las dejaron ir muy fácil” Háganme el rejodido favor.

La masacre ya fue condenada por varios países, por la iglesia y varias organizaciones y políticos, claro, las denuncias de este tipo de actividad de los Zetas existen desde hace 4 años y las autoridades estaban enteradas… pero hasta que no se puso al descubierto una barbaridad como esta se va a hacer algo, esperemos.

Si los centroamericanos hubieran estado en Arizona les habría costado una corrediza, madrina y deportación; por cierto.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Pues no sé de que nos preocupamos, vamos ganando la guerra contra el narco ¿no?

México es un pais de leyes que todos respetan, empezando por quien llego a la presidencia "ahiga sido como ahiga sido" ¿no?

Perdon por el sarcasmo, pero segun yo y mi muy partidular punto de vista eso de 1810, 1910, ¿2010? ya no es una frase retorica.

Durante la Independencia, Hidalgo quedo angustiado de ver como el pueblo masacró a los españoles en la Alondiga.

Los asesinatos de hacendados durante la Revolución fueron pan de todos los días. Y la antesala fue la Ley Fuga del porfiriato.

Segun yo, esto ya es una guerra civil con toda la barbarie de estos casos.

Por último, es cierto que en Arizona los migrantes no hubieran sido secuestrados ni masacrados. Pero eso es porque el negocio alla consiste en vender armas a los mexicanos, al gobierno (ejercito, policias, etc) y a los narcotraficantes, secuestradores y demas delincuentes.

La guerra de México es un negocio de gringos.
Kishiria ha dicho que…
Ni como contradecirte, los gringos compran drogas y nos venden las armas para que lleguen bien. un poco más de desestabilización y por buenas gentes (sic} vendrán a ayudar

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones