Riesgos profesionales

Dicen que un ginecologo es el unico hombre que trabaja en donde los demás se divierten... y la frase tiene algo de verdad; la cuestión del ginecólog@ es algo que muchas mujeres lo tomamos con una pizca de sal, estamos perfectamente conscientes de que es un chequeo que nos debemos hacer al menos dos veces al año, las mamás solían ver tan mencionada visita como algo que se debía hacer pero no las emocionaba especialmente.

Llegar al consultorio, quitarte la ropa y subirte a la susodicha mesa de exploración no es especialmente divertido, menos lo es que te metan mano y una serie de instrumentos que parecen sacados del museo de instrumentos de tortura de la inquisición para hacerte una exploración que cuando termina no sabes si invitarle un café o fumarte un cigarro.

Es por ello que la mayoría de las mujeres evitamos con singular entusiasmo ese tipo de visitas, entre muchas otras cosas, en el caso de los hombres es una situacion similar, pues aunque se supone que la revisión de la prostata debe realizarse cada año, ningún hombre que conozco lo hace, más que nada por lo que la revisión implica.

Bueno el consejo de el post de hoy es ... olvídense del "déjese ahí" de las mamás y dediquenle un rato al mes a tocarse concienzudamente no solo sus partes privadas, si no también todo el cuerpo y hagan un esfuerzo por hacer un check up anual.

Solo esperamos que no les pase como a la Señora que demandó a su ginecólogo por causarle dos orgasmos.

Comentarios

Hluot Firthunands ha dicho que…
Estoy de acuerdo en eso del chequeo medico, no solo de prostata.

Y sobre la señora...

Sospecho que a de tener una fijacion con los medicos, porque tener dos orgasmos en un consultorio no es cuestion solo del medico.
Kishiria ha dicho que…
hahahahaahahaha

eso o que de plano la señora es de las que no han tenido mucha experiencia mundana

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas