Explotación infantil

La niñez es una etapa crucial en el ser humano, en que se sientan las bases para la psique de la vida adulta, es en esta etapa en la que se debe de corregir y conducir el comportamiento del infante, cuando las responsabilidades son mínimas y el juego ocupa la mayor parte del tiempo del individuo.

Es por eso que toda forma de explotación infantil es deleznable, desde los menores de edad que son obligados a trabajar (por sus padres o por las circunstancias) hasta los que son explotados sexualmente.

La pornografía y la prostitución infantil son terribles males de esta sociedad, que cortan por completo la infancia de sus victimas y les hacen un daño terriblemente profundo, es por ello que los criterios hacia que es la pornografía infantil se han endurecido en los últimos años, como el caso de una abuelita que tomó fotos de sus nietecitas en su clase de natación y fue enjuiciada y sometida a una orden de restricción.

Las fotos de bebés desnudos, que aunque faltas de buen gusto eran la norma en los años anteriores a la década de los 70’s y ahora son consideradas por muchos padres como inapropiadas ya que pueden caer, gracias a Internet, en manos malintencionadas, en una de esas, la película “tres hombres y un bebé” o “Mira quien habla” van a ser consideradas inmorales.

El problema no es el que se tomen las fotos, si no en manos de quien puedan caer y eso, con el Internet, Facebook y otras redes sociales, es un riesgo latente. Aunque no deja de ser un accidente.

Sin embargo hay casos aún más graves, por ejemplo, en el Japón la mas reciente tendencia del porn amateur es la de padres que venden fotografías de sus hijos de menos de 10 años, a un precio de 1000 yenes la fotografía o subastando el memory stick por Internet. Los jueces han sido especialmente estrictos en estos casos.

La nota en el Mainichi shimbun

Comentarios

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas