Muestrario pataneril: la verdad siempre aflora

Todos recordarán el caso de la joven Belga que denunció a su tatuador por que ella le pidió 3 estrellas tatuadas en la cara y el le puso 53, supuestamente cuando la chava se quedó dormida, finalmente salió a la luz que la chica había, en efecto, pedido 53 estrellas en la cara pero que inventó la historia para evitar la furia paterna.

La noticia más reciente en cuanto a esto es que la chica ha ingresado a un hospital psiquiátrico para un tratamiento que de entrada implica la ingestión de 5 distintos antidepresivos.

En mi opinión, se tardaron, cualquiera que se tatúe tal cantidad de estrellas en el rostro está mal de su cabecita, seamos honestos, ni las estrellas de heavy o punk lo hacen.

Comentarios

el mike que tiene weba de iniciar sesion ha dicho que…
mmmmm ahi difiero contigo, el gusto por los tatuajes excesivos no quiere decir que precisamente se este mal de la cabeza, que se haya arrepentido despues, ya es otra cosa
Kishiria ha dicho que…
me refiero a que hay profesiones donde casi son canón, como la de musico. pero que esta chava, estudiante hija de familia se los haya hecho no es un poco fuera de lugar?
Özer ha dicho que…
Cuando ví el video en donde la entrevistan no lo podía yo creer: los tatuajes duelen, y me imagino que en la cara deben doler un chorro. ¿Quedarse dormida? Sólo que estuviera drogada, y así ningún tatuador medianamente respetable te atiende. Además, te hacen firmar una responsiva en donde tú misma indicas qué te van a tatuar.

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones