Fanatismo llevado a los extremos

No, no voy a hablar de religión ni nada por el estilo, quiero hablar esta vez de las aficiones que se vuelven un fanatismo, el futbol creo que es uno de los casos más conocidos y todos nos sabemos ya de memoria, las trifulcas causadas por la afición.

Todos somos fans de algo, de cualquier cosa pero como fans estamos preparados o debemos estarlo para aceptar que hay gente a lo que no le gusta lo mismo que a nosotros, se llama tolerancia a la diversidad. Ante una situación así, puedes hacer varias cosas: debatir con la persona, intentar convencerla de que le de una oportunidad o encogerte de hombros y cambiar el tema, tan simple como eso.

Sin embargo, en el caso pataneril de hoy, la afición fue llevada a los extremos. Si desean leer el post original, hagan click aquí

En resumen, esto sucedió en un salón de clases, una chica de 19 años estaba leyendo en plena clase de laboratorio, el libro “Twilight” (la novela Crepúsculo), uno de sus amigos le pidió que dejara de leer para que pusiera atención, la chica, quien juzga inconcebible dejar de leer su novela favorita para hacer algo tan trivial como poner atención en clase le respondió que como se atrevía a decirle eso, ya que ella considera que es la mejor novela que ha existido, el amigo la rebatió, criticando la novela, la chica reaccionó con furia y lo miró con odio, 20 minutos más adelante, ya que inició el experimento, la chica en cuestión llamo al que había criticado su libro y le arrojo un vaso de acido en la cara mientras le decía “maldito detractor de Twilight”, no contenta con eso tomó un compás y lo comenzó a apuñalar con el, los compañeros de clase tardaron algunos segundos en reaccionar e inmovilizaron a la chica, mientras el profesor llevo al afectado a lavarse la cara y llego la policía y los paramédicos, la chica, ya con las esposas puestas, tenia en la cara una sonrisa de satisfacción por haber defendido su libro.

Mientras tanto, la victima de su ataque, permanece en el hospital con quemaduras en la cara y el cuello y es muy posible que no recupere la visión de un ojo, todo por un libro.

No es el primero de este tipo de incidentes referentes a esa trilogía.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas