Juana de Asbaje

Mejor conocida cómo Sor Juana Inés de la Cruz y también figura que encontramos en los billetes de a 200 pesos; llamada el fénix de América y la décima musa, Juana nació en el siglo 17 en la Nueva España.

Una mujer de extraordinaria inteligencia, que la llevó a aprender Nahuatl gracias a sus vecinos y latín de manera autodidacta a temprana edad, siendo una niña se alimentó de los autores y filósofos griegos y en su edad adulta sirvió como dama de compañía de varias virreinas y se volvió una de las figuras más prominentes de la poesía y prosa barroca. Además de su extraordinario intelecto, que la llevó a codearse con los mayores intelectuales del su época, Juana poseía gran belleza.

Si Juana no hubiese sido una hija ilegítima, quizás hubiera contraído matrimonio con uno de los nobles más prominentes de su época, sin embargo, semejante mancha sobre su nacimiento haría que sus numerosos y acaudalados pretendientes sólo le ofrecieran ser amante de ellos; además, las limitaciones sobre las mujeres en esa época, le impedían proseguir sus estudios en las universidades, que sólo admitían varones. Fue de esa manera y seguramente muy a su pesar, que decidió tomar los hábitos y volverse monja, entró primero a la orden de las carmelitas, sin embargo no pudo resistir las duras condiciones en que ellas vivían y poco después, con ayuda de sus amistades que lograron juntar una dote para que lograse tener mayores privilegios dentro del convento, entró a la orden de Jerónimas. Fue entonces cuando Sor Juana se dedicó a la intelectualidad, algo que no le agradó a las autoridades eclesiásticas, que tenían una idea muy limitada de lo que eran los deberes de una mujer y les molestaba las ideas tan liberales de Sor Juana, que plasmaba en sus trabajos que eran publicados por las virreinas, quienes eran grandes admiradoras de su obra y con quienes tenía frecuente correspondencia.

Juana era una de las mayores exponentes del amor cortés, un código de la escritura barroca que permitía que los amantes y enamorados se pudieran cortejar por medio de versos y sonetos. Se cree, siguiendo éste código que sus cartas con las virreinas indicaban algo más profundo que una simple amistad.

Juana debió deshacerse de su biblioteca y sus aparatos científicos a instancias de su confesor, que le regañaba por perseguir objetivos mundanos, aunque bien podría haber sido para mantenerla a salvo de la inquisición. Juana de Asbaje murió a los 43 años víctima de una epidemia.

Juana de Asbaje fue una mujer genial, victima de la patanería de sus tiempos, una patanería que denunció en el más conocido de sus poemas.


Arguye de inconsecuentes el gusto
y la censura de los hombres que en
las mujeres acusan lo que causan


Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis:

si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
¿por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?

Combatís su resistencia,
y luego con gravedad
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.

Queréis con presunción necia
hallar a la que buscáis,
para pretendida, Tais,
y en la posesión, Lucrecia.

¿Qué humor puede ser más raro
que el que falta de consejo,
él mismo empaña el espejo
y siente que no esté claro?

Con el favor y el desdén
tenéis condición igual,
quejándoos, si os tratan mal,
burlándoos, si os quieren bien.

Opinión ninguna gana,
pues la que más se recata,
si no os admite, es ingrata
y si os admite, es liviana.

Siempre tan necios andáis
que con desigual nivel
a una culpáis por cruel
y a otra por fácil culpáis.

¿Pues cómo ha de estar templada
la que vuestro amor pretende,
si la que es ingrata ofende
y la que es fácil enfada?

Mas entre el enfado y pena
que vuestro gusto refiere,
bien haya la que no os quiere
y quejaos enhorabuena.

Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas,
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas.

¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada,
la que cae de rogada
o el que ruega de caído?

¿O cuál es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga:
la que peca por la paga
o el que paga por pecar?

Pues ¿para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.

Dejad de solicitar
y después con más razón
acusaréis la afición
de la que os fuere a rogar.

Bien con muchas armas fundo
que lidia vuestra arrogancia,
pues en promesa e instancia
juntáis diablo, carne y mundo.

Comentarios

NEKO HIME ha dicho que…
adoro ese poema.

la historia se sor juana es muy bella aunque si triste, la forma en la que hacen que queme su biblioteca, lo bueno es que le dono a muchos de sus amigos su obra para que no ser perdiera toda. eso si que fue inteligente.

que mujer tan inpresionante.
Kishiria ha dicho que…
vaya que si.. es una pena que por ser mujer no pudiera estudiar como ella quería
LADY ARCIOPREA ha dicho que…
Nadie sabe lo que quiere
el mike ha dicho que…
ya saben, el machismo
NEKO HIME ha dicho que…
bueno se puede ser positivo. motivo a muchas mujeres a que fueran mas independientes y que lucharan por sus derechos.

me pregunto como si sor juana estubiera en nuestros tiempos como seria??
el mike ha dicho que…
seria feminista? :P
Kishiria ha dicho que…
realmente no creo que fuera feminista, más bien hubiera sido cientifica o medico
el mike ha dicho que…
mientras no fuera como condolezza rice, todo bien :P
Kishiria ha dicho que…
sinceramente dudo que condolezza califique como mujer
LADY ARCIOPREA ha dicho que…
-muere de la risa despues de leer lo que dijo kishiria- entra en la lista de la maestra Elba Esther?
Kishiria ha dicho que…
diantres... seria un insulto al genero femenino
el mike ha dicho que…
jajajajajajaja me cae, yo siempre he dudado que la maestra mujer, vaya, hasta he dudado que sea humana :P

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

Arrimones

las patanas