Por que decidí ir al psicoanalista…

Por: Oly-a

Hace unos días me encontré con una amiga que tenía un par de meses que no veía. Inevitablemente surgió la pregunta obligada ¿Cómo te ha ido? Por mi cabeza pasaron los últimos tres meses de mi vida, se dibujaron unos lindos recuerdos que esperaba que algún día terminara por olvidar debido al alzheimer.
Después de apenas musitar, “muy bien, gracias, ¿y tu?” Mi amiga me empezó a contar sus choco aventuras hasta que llegó la siguiente pregunta inevitable ¿Y cómo está tu galán?

He de aclarar que con la primera pregunta que mi amiga me hizo, me remonté de inmediato a mi tormentosa relación que justo acabo de terminar, y con esta nueva pregunta casi le imploraba al cielo que se abriera la tierra y me tragara

“Galán”, pensé yo, “más bien un reverendo idiota” , por supuesto tuve que decir que ya había terminado con esa relación, acto seguido miré mi reloj y le dije a mi amiga que la llamaría por teléfono pues tenía que llegar a una cita y ya iba 10 minutos tarde –con lo que odio ser impuntual, claro-

Luego de mi graciosa huída, comencé a pensar en las razones que me llevaron a terminar con mi nefasto ex. En definitiva mis amigas de la escuela tenían razón al decir que era un verdadero patán que no valía la pena, ¿Por qué, era un patán, cierto? Y es que bueno, el individuo había hecho un gran esfuerzo en tratar de sobrellevar mi genio, por que tengo muy mal genio ¿saben? Pero bueno, lo importante es recordar por que ya no estoy con el individuo en cuestión ¡sí, señor! El tipo me trataba peor que sirvienta, aunque siendo sinceros yo a veces le daba pie a eso, pues siempre le preguntaba que es lo que podía hacer por él, le servía su comida en bandeja de plata y bueno, ¡el se aprovechaba! Suspiro. Ahora que lo recuerdo era muy cariñoso conmigo, prácticamente me endulzaba el oído y derramábamos miel….¡pero era un re-contra cabrón! Era lo que todos me decían, ¿de verdad era tan malo? Digo, todos tenemos errores, no conozco a nadie que sea perfecto, y bien mirando el asunto, yo no soy precisamente la mujer por la que todos se pelean…

Comienzo a recordar un montón de cosas más, y de pronto, sin darme cuenta tengo el celular en la mano y me dispongo a marcar. No he borrado el número de mi ex, por que bueno, de cualquier manera me lo sé de memoria, y seamos sinceros, si quisiera marcarle le marcaría sin siquiera revisar mi directorio… como en este preciso momento… Bueno, sólo voy a saludar, ¿Qué tiene de malo? Nadie puede acusarme por eso, por que además seguimos siendo amigos.

Comienza a sonar mi auricular y de pronto me doy cuenta que me palpita el corazón, me sudan las manos y trago saliva a duras penas. Me contesta y yo sólo acierto a decir, hola ¿Sabes quien habla? -daa, que pregunta tan idiota, por supuesto que sabe quien habla- me dice que en este preciso momento no puede hablar conmigo por que está a punto de irse al cine con la chica por la que me dejó... y engañó

Cuelgo decepcionada de la vida, me digo que soy una estúpida… y me pregunto que hice mal para que me cambiara por otra, y luego cómo una luz celestial me encuentro frente a un edificio cuyo directorio incluye un psicoanalista… Agacho la cabeza, medio resignada, medio expectante y me aproximo al escritorio de la secretaria para hacer una cita…

Comentarios

el mike q le dio weba iniciar sesion ha dicho que…
bueno, es que todos lo hemos hecho, acabamos "queriendo saber" como le esta yendo, y acaba restregandonos que esta feliz con la persona por la que nos dejo
Kishiria y Arcioprea ha dicho que…
eso es en parte masoquismo no lo creen?
el mike ha dicho que…
claro, es mero masoquismno
Kishiria y Arcioprea ha dicho que…
me acorde de una cancion de Chava Flores que se llama "Cachito de retrato" que habla de como tiene guardado en un cajon la foto rota de aquel amor que le hizo tanto daño y que solo lo hacce por la costumbre que tiene por sufrir...

Me cae que luego nos gusta la mala vida y que hay cosas que no dejamos mas por habito que por otra cosa.

-Lady Arcioprea-

Entradas populares de este blog

Escenas de desesperación y gravamen

las patanas

Arrimones